Domingo, Febrero 18, 2007

Principios de la no-violencia I

Desde este nuevo post pretendo resumir unos sencillos principios que por la fuerza de su mensaje espero que puedan servir de inspiración para muchas personas. Así mismo, propongo una discursión de los mismos, que pueda servir para reflexionar sobre su vigencia actual.

Todos los textos indicados en los post con título: “Principios de la no-violencia” son traduciones al español de los textos originales de M.K. Gandhi.

Ahimsa (no-violencia)
Ésta es la única fuerza verdadera de la vida.
Es lo único que permanece en la vida, es lo único que cuenta;todo esfuerzo dedicado a practicarla se ha de dar por bien empleado.

Con el entrenamiento y la dirección apropiadas, la no-violencia puede ser practicada por toda la humanidad.

Si no practicamos la no-violencia en nuestras relaciones personales con los demás, ni aspiramos a emplearla en los grandes temas, incurrimos en uon grave error. Aguantarse mutuamente no equivale a no-violencia. una vez que se llega a la convicción de que la no-violencia es la ley de la vida, hay que practicarla con aquellos que actúan violentamente contra nosotros; y la ley debe aplicarse tanto a las naciones como a los individuos. Si existe tal convicción, lo demás vendrá por añadidura.

En la no-violencia la valentía consiste en morir, no en matar.

La no-violencia que es una cualidad del corazón, no surge apelando a la razón.

Nunca habrá un ejército de personas perfectamente no violentas. Lo que habrá es un ejército formado por quienes se proponen honestamente observar la no-violencia.

El hombre, como animal, es violento. Pero como espíritu, es no violento. Cuando despierta el espíritu que alberga en él ya no puede seguir siendo violento. Entonces, o avanza hacia la ahimsa o se aboca a la perdición.

En la satyagraha la causa tiene que ser justa y clara, así como los medios.

El ideal del satyagraha no se dirige sólo a unos cuantos elegidos, a los santos o a los profetas; se dirige a todo el mundo.

El primer principio de la acción no violenta es el de no cooperación con todo aquello que sea humillante.

La verdadera esencia de la satyagraha es sacrificar la propia vida por auqello que se considera correcto.

La espada del satyagrahi es el amor y la inamovible firmeza que de él emana.

Selección de textos de NON-VIOLENCE IN PEACE AND WAR de M.K.Gandhi (Gandhi y la No-Violencia de Thomas Merton)
(C) 1998 Ediciones Oniro S.A.

 

Publicado por Jesús Mostajo en 10:06:57
Comentarios

3 Responses to “Principios de la no-violencia I”

  1. JEMB dice:

    Ahimsa (no-violencia)
    Ésta es la única fuerza verdadera de la vida.
    Es lo único que permanece en la vida, es lo único que cuenta;todo esfuerzo dedicado a practicarla se ha de dar por bien empleado.

    La no-violencia fué el eje central de la vida de M.K. Gandhi. Llevada a una máxima, es una aspiración más que noble que realza la condición del ser humano racional. Estamos demasiados acostumbrados a ver los logros inteligentes del ser humano, y no somos capaces de distinguir dentro de esos logros los que representan los más bajos instintos animales.

    Hay que reconocer de una vez que el ser humano está dotado de inteligencia, y que ésta es la base primordial de la no-violencia, de la compasión, del amor.

    Los reflejos de luminosidad que se consiguen cuando practicamos caminos no-violentos indican que es la dirección correcta. Los seres que practican conscientemente la violencia en sus peores formas, disponen de una vida atormentada. La belleza de la vida consiste en vivir en paz.

    Gandhi tenía claro que aquellas personas que aún dentro de sus limitaciones intentaban practicar en el día a día la no-violencia merecían su respeto. La dirección a tomar es la no-violencia, y no poder practicarla al cien por cien no indica nada más que tenemos que esforzarnos más. El mas mínimo esfuerzo en el camino empieza a ser suficiente.

  2. JEMB dice:

    Con el entrenamiento y la dirección apropiadas, la no-violencia puede ser practicada por toda la humanidad.

    Entiendo esta afirmación de M.K. Gandhi como el principio universal y compartido de la práctica de la no-violencia. Hace poco estuve leyendo una iniciativa de http://www.mkgandhi.org en la India, la cual impartian cursos con exámenes a escolares y presos sobre los principios de M.K. Gandhi. Creo firmemente en la educación como una vía de formación completa para ver crecer al pueblo con unos valores morales adecuados, esto incluye a todo el pueblo sin exclusiones.

    Me sigue asustando las personas que tienen formación de alto nivel con una dilatada experiencia en terrenos como el derecho o la política, y ver que en sus valores morales no hay cabida para el respeto hacia sus semejantes. La explotación, la humillación, la pobreza, y la guerra misma no les hacen vacilar en absoluto cuando tienen que tomar decisiones que van en contra del más puro de los sentidos comunes.

    Debemos enseñar las bondades de la no-violencia a todos sin exclusión, hay que tener la paciencia de una madre, la tolerancia del que sabe que se está en el camino correcto y tolerar, amar y tratar de que nos entiendan, a los que desde una posición completamente contraria a la nuestra apoyan actualmente la violencia en todas sus formas. No-violencia significa democracia, respeto pero no significa humillación. Deben saber todos aquellos que traten de humillarnos que nos tendrán siempre delante, para demostrarles que la dignidad está muy por encima y que mediante nuestro amor comprenderán que todos somos hermanos.

  3. JEMB dice:

    i no practicamos la no-violencia en nuestras relaciones personales con los demás, ni aspiramos a emplearla en los grandes temas, incurrimos en un grave error. Aguantarse mutuamente no equivale a no-violencia. una vez que se llega a la convicción de que la no-violencia es la ley de la vida, hay que practicarla con aquellos que actúan violentamente contra nosotros; y la ley debe aplicarse tanto a las naciones como a los individuos. Si existe tal convicción, lo demás vendrá por añadidura.

    Una persona que honestamente se comprometa con los principios de la no-violencia debe practicarla en su vida diaria. No hay que esperar a nada más. Nuestra familia, amigos, compañeros del trabajo son las primeras personas con las que nos relacionamos a diario, y ahí empieza nuestro trabajo.

    Que duda cabe que en los conflictos surge nuestra experiencia para manejarlos con los principios de la no-violencia. Es más, si hay que poner más esfuerzo es precisamente contra el que actua violentamente contra nosotros, el es el que nos pone a prueba de una manera directa y el que nos va a hacer aprender que clase de persona somos. El pensar cuando somos atacados violentamente que la persona que tenemos enfrente en nuestro enemigo no va más allá del propio pensamiento del que ejerce la violencia. Debemos creer en la ley de la no-violencia.